was successfully added to your cart.

Carrito

Ziehl-Abegg y un gran desafío

By 13 diciembre, 2021Artículos Técnicos

Produce máquinas de tracción y ventiladores

La empresa mantiene las ventas en el primer año de Covid-19 y hace que 2021 tenga un buen comienzo.

 

“El año 2020 fue como una montaña rusa: alternando repentina y rápidamente entre cierres de fronteras, cortes de suministros de materiales, caída de ventas y aumento de la cartera de pedidos”, dice Peter Fenkl, el director ejecutivo del fabricante mundial de motores y ventiladores eléctricos Ziehl-Abegg. La empresa ubicada en el sur de Alemania generó ventas de 639 millones de euros en 2020 (año anterior: 633 millones de euros); eso es un aumento de alrededor del 1 por ciento. En el año en curso, el desempeño hasta la fecha sugiere que la compañía registrará un buen aumento en las ventas.

Para una empresa con un alto nivel de fabricación vertical, esto exige un esfuerzo enorme: por parte de la organización en su conjunto y de todos los empleados en particular. Sin embargo, la firma con sede en Baden-Württemberg tiene una gran ventaja: “Durante la crisis, pusimos en marcha varios proyectos de construcción importantes en todo el mundo e invertimos en maquinaria, por lo que Ziehl-Abegg ahora puede absorber el crecimiento”, dice Fenkl. Sin embargo, las regulaciones de Covid-19 representan un obstáculo significativo para la producción y las ventas. Esto se ve agravado por una escasez global de componentes. Y la espada de Damocles de la pandemia pende sobre todo: “nadie sabe si veremos el comienzo de otra tendencia a la baja la próxima semana”.

La compañía sintió el inicio de la pandemia hace un año y reaccionó rápidamente. Fenkl echa un vistazo atrás: “Fuimos una de las primeras empresas alemanas en emitir una advertencia sobre viajes hacia y desde China y poco después emitimos el mismo mensaje para Italia”. El distrito de Hohenlohe, donde se encuentran las tres plantas de producción alemanas y la sede de la empresa, fue uno de los tres puntos calientes de Corona alemana en la primera ola de la pandemia de Covid; esto se debió al hecho de que varios eventos públicos habían acelerado rápidamente la propagación del virus.

 

Ziehl-Abegg se vio rápidamente obligada a abandonar sus planes de ventas originales del año anterior. El hecho de que las ventas se comportaran muy bien a principios del verano en algunas áreas, como la tecnología de accionamiento de ascensores, no compensó la caída de los sistemas de ventilación. Los sistemas de ventilación solo comenzaron a ponerse al día en el cuarto trimestre, lo que permitió a Ziehl-Abegg registrar finalmente un ligero crecimiento en las ventas anuales. “Esto es gracias a los incansables esfuerzos de nuestros colegas que han hecho un muy buen trabajo durante la pandemia en Alemania y en todo el mundo”, enfatiza el CEO de la compañía.

El número de empleados se mantuvo constante en 2020: Ziehl-Abegg emplea a 2.400 personas en Alemania, la cifra total a nivel mundial es de 4.300. Sin embargo, no se pretende que esta cifra se mantenga al mismo nivel: “En la actualidad, estamos constantemente buscando empleados para que se unan a nosotros y ‘echen una mano’ en las plantas de producción en nuestras tres ubicaciones en Alemania”, dice Fenkl.