was successfully added to your cart.

Carrito

Los “cinco niveles“ de la modernización

Carlo Ferrari*  

Mantener en perfecto funcionamiento la base de ascensores instalados representa la ocupación principal de muchas empresas de ascensores en Europa y va en aumento en el resto del mundo. Según los últimos datos publicados por la Asociación Europea de Ascensores en 2019, hay instalados allí más de 6.150.000 ascensores, muchos con más de quince años de servicio. La actividad de modernización de estos ascensores ha generado en el curso del 2018 una facturación de más de 1.629 billones de euros. Para una mejor orientación en este importante mercado, propongo una clasificación de las principales actividades de modernización de los ascensores en cinco niveles, que responden a diferentes exigencias.

 

Nivel 1: Kit de componentes

Un primer nivel de modernización, respecto del objetivo primario del mantenimiento de la eficiencia de la instalación, es el reemplazo de una serie establecida de componentes gastados, agrupados en paquetes específicos, según el tipo de componente. Esta actividad presenta numerosas similitudes con las intervenciones de mantenimiento en los ascensores existentes, con el reemplazo de algunos componentes gastados o que funcionan mal. Sin embargo, la sustitución de una serie de componentes indicados por el fabricante a intervalos definidos y dentro de una sola operación ofrece algunas ventajas tanto a la empresa de ascensores como a los usuarios del mismo:

 

  1. Las intervenciones son planificadas para los momentos y los horarios de menor uso de la instalación y cuando provocan las menores molestias a los usuarios;
  2. La compañía de ascensores no incurre en ningún costo adicional debido a la urgencia del ascensor fuera de servicio; puede aprovisionarse con anticipación de los componentes y modular en forma apropiada la carga de trabajo del equipo técnico que realizará las tareas.
  3. El reemplazo completo de todos los componentes gastados, por ejemplo en el caso de las puertas del ascensor, permite restaurar correctamente el nivel inicial del funcionamiento y evitar sucesivas intervenciones sobre componentes no reemplazados, que en poco tiempo pueden llegar al final de su vida útil, provocando la parada del ascensor.

 

Nivel 2: Reemplazo de un componente

El segundo nivel identifica la actividad de reemplazo de un componente específico del ascensor. Típicamente, tales actividades se concentran sobre componentes que dan más valor agregado al ascensor. En particular, los principales candidatos son el operador de puerta de cabina, la máquina tractora con reductor o gearless, partes del interior de la cabina y otros componentes estéticos (paneles de la puerta de rellano, espejo, cielorraso de la cabina e iluminación).

Estos reemplazos son normalmente debidos a una rotura del mismo componente, al agregado en el ascensor existente de detalles de actualidad; al mejoramiento de la accesibilidad al ascensor (un ejemplo típico es el reemplazo de las puertas de piso batientes por puertas automáticas o el reemplazo de una puerta de cabina manual por una automática), o a algún requerimiento por parte de los usuarios de una mejora estética de los componentes a la vista.

Para facilitar esta actividad, las empresas fabricantes de componentes han puesto a punto los productos específicos para la modernización, caracterizada por:

  1. Dimensiones compactas para facilitar la instalación en ascensores existentes con espacio reducido;
  2. Interfaz fácil con los componentes preexistentes (por ejemplo: elementos para conectar la nueva puerta automática de cabina con la puerta de rellano batiente preexistente).
  3. Disponibilidad de soluciones proyectadas especialmente para la sustitución de un componente original específico, que prevea también los elementos de interfaz, soluciones de fijación y diseño e instrucciones para la instalación. Tales soluciones reducen drásticamente las adaptaciones en el sitio al ascensor preexistente y la obra en construcción, reduciendo complejidad y tiempos de instalación.

Las limitaciones de este nivel de enfoque de la modernización residen en el hecho que a menudo la satisfacción del usuario está ligada a factures múltiples. Modernizar un ascensor con un operador de puerta de cabina de última generación trae beneficios tangibles, que sin embargo para el usuario final pueden verse frustrados por la presencia de puertas batientes, que limitan la accesibilidad, o por indicadores antiguos de difícil lectura o de una estética anticuada.

 

Solicitud del cliente               Componentes a modernizar
Nueva estética Partes visibles: puertas de cabina y rellano, solea, interior de la cabina.
Mejoramiento de las prestaciones Nuevo operador de puerta de cabina.

Reemplazo de la máquina por una gearless.

Reducción del consumo de energía Nuevo operador de puerta de cabina con “0-Watt stand –by”.

Reemplazo de la máquina por una gearless + inverter.

Nuevo control de maniobra.

Aumento de la confiabilidad Nuevos mecanismos de puerta de rellano.

Nuevo operador de puerta de cabina.

Aumento del nivel de seguridad Nuevas puertas de rellano certificadas según la EN 81-58.

Instalación de solución UCM (movimiento incontrolado de cabina).

Instalación de componentes según la EN 81-77.

Aumento de la facilidad de uso Nuevo control de maniobra con nuevos indicadores y pulsadores.
Mayor accesibilidad Reemplazo de las puertas batientes por puertas automáticas, componentes  de acuerdo con EN 81-82.

 

Tabla 1. Componentes a ser modernizados según la solicitud del cliente.

 

Nivel  3: kits de modernización

Por esta razón, buena parte de los trabajos de modernización en los ascensores de Europa se están orientando hacia un tercer nivel de modernización: la adopción del paquete de modernización de más componentes, que frente a un trabajo medianamente más complejo y una detención del ascensor un poquito más extensa en el tiempo, permiten aumentar largamente las prestaciones del ascensor modernizado en términos de funcionamiento, nivel de seguridad, respuesta a nuevas normativas que entraron en vigor, eficiencia energética, nivel de accesibilidad, experiencia de uso y satisfacción del usuario.

Algunos ejemplos son la sustitución del control de maniobra y de todos los indicadores y pulsadores, que mejoran la experiencia del uso; o la sustitución de la polea con un motor gearless de última generación comandado por un inverter, que reduce de manera significativa los consumos energéticos de la instalación. Este nivel también incluye intervenciones estéticas como la sustitución o el revestimiento de las paredes de la cabina o la renovación de las puertas de rellano. Además podemos presentar aquí las intervenciones de cumplimiento normativo, incluida la instalación de soluciones UCM ( Uncontrolled Car Movement- Movimiento de Cabina Incontrolado) en un ascensor existente, que lo actualiza según las últimas normativas introduciendo el control de la posición de la cabina respecto al nivel del piso cuando las puertas están abiertas: un elemento fundamental para incrementar ulteriormente la seguridad de las instalaciones, ya requerido por las normas locales de algunos países europeos, entre ellos  Alemania, no sólo para nuevas instalaciones, sino también para el ámbito de las intervenciones  significativas de modernización.

 

Nivel 4: sustitución completa del ascensor

Finalmente, en casos particulares o para instalaciones con una importante antigüedad en el servicio, la modernización se extiende a toda la instalación, casi siempre salvaguardando sólo las guías e instalando un nuevo ascensor completo en el pasadizo existente. Tales intervenciones encuentran su sentido en el contexto de una recalificación de edificios históricos o de su propio destino de uso. La disponibilidad de ascensores completos con la parte superior del recorrido y la fosa reducidos, adaptables dimensionalmente a pasadizos más pequeños existentes, combinados con componentes muy compactos, permite obtener ascensores con prestaciones perfectamente alineadas con los mejores nuevos ascensores, incluso en situaciones de instalaciones no óptimas, como aquellas en espacios reducidos.

Nivel 5: El servicio

Para obtener lo mejor posible de estos kits de modernización es importante confiar en un socio que provea un nivel de soporte adecuado durante todo el proceso de modernización.

Por eso hablamos de un quinto nivel imprescindible para las compañías de ascensores para obtener los mejores resultados de su propia actividad de modernización: el servicio. Además de proveer los componentes y kits, el mejor fabricante ofrece:

  1. Inspección en el lugar y servicios y relevamiento del ascensor a modernizar, para verificar de manera adecuada la situación y eventuales problemas específicos;
  2. Servicios de ingeniería, para encontrar la solución técnica más adecuada a cada ascensor a modernizar, completada con los accesorios y las adaptaciones necesarias;
  3. Servicios logísticos que permitan, en tiempo reducido, el aprovisionamiento de los componentes necesarios;
  4. Servicios de training, para facilitar la actividad de los empleados y transferir las mejores prácticas de modernización;
  5. Servicios de post venta, para resolver velozmente cualquier problema en la obra.

 

Tales servicios son esenciales para poder conducir una actividad de modernización con tiempos y costos precisos y predeterminados y para obtener la máxima satisfacción de los usuarios.

Artículo tomado de “Cómo funciona 5”, Volpe Editore, 2019.

 

* Marketing Communication Manager Wittur Italia Holding S.r.l.

—————————

Fuente: Elevatori